chrome vs brave

Por qué no uso Google Chrome como navegador

Hoy os vengo a contar el por qué no uso Google Chrome como navegador en mi día a día. Y diréis, «pero si Chrome es lo mejor que hay, va muy bien, tiene muchas extensiones disponibles, etc». Sí, pero ya hace unos años que existe una alternativa mucho más rápida, segura y que sobretodo conserva mucho mejor tu privacidad. Suficientes razones como para al menos planteárselo.

Pues bien, la alternativa se llama Brave, un navegador de código abierto que ya se encuentra hace unos años disponible en todas las plataformas y que se ha convertido en un claro competidor de Chrome, Mozilla, Safari y otros, con más de 8 millones de usuarios activos al mes.

Os voy a contar por qué no uso Google Chrome como navegador y el por qué uso Brave como alternativa. Tengo varios motivos que os expongo a continuación.

Mayor privacidad

Cuando navegamos en Chrome, las páginas empiezan a almacenar cookies en el navegador que luego sirven mayoritariamente para mostrar anuncios basados en tus gustos y comportamiento, o para incrementar el precio del vuelo que estás mirando, o un sinfín de utilidades. Estos anuncios a la vez, suelen ser páginas sueltas o incrustadas en páginas web y de dudosa fiabilidad. Todos hemos ido a ver alguna serie online y nos ha saltado un montón de publicidad o nos han infectado sin saberlo.

Para empezar, Brave ya incluye un sistema de bloqueo de publicidad sin necesidad de instalar nada, cosa que lo hace más cómodo. No olvides que si visitas alguna plataforma, web, o canal que se lucra de tus visitas, puedes desactivar el bloqueador ya que estaréis privando de beneficio al creador de contenido (aunque a más abajo os explico una mejor manera de ocultar esta publicidad y recompensar a los creadores). De todos modos, las ventanas emergentes y toda la publicidad maliciosa, se corta automáticamente.

Pero el punto fuerte viene en sus 2 modos de privacidad. El primero, es abrir en modo incógnito básico. Este modo es parecido al de Chrome, que en realidad no hace mucho más que no permitir almacenar cookies, no almacenar tus páginas visitas en el historial y poco más.

Sin embargo, Brave cuenta con un modo incógnito más exhaustivo con Tor, un pequeño y conocido «programa» que se usa para navegar por internet sin dejar rastro de tu IP. Ni tu proveedor de servicios puede saber donde estás navegando, ni nadie puede saber nada, como si fueras invisible. Privacidad al máximo.

Navegación privada con Tor

Mayor velocidad

Brave es un programa más ligero de por si, ya que su código es más reducido. Además, el hecho de bloquear contenido hace que la experiencia de usuario se vea mejorada con la rapidez en la navegación. Si usamos el modo incógnito avanzado, eso ya cambia ya que se usan unos protocolos de conexión mucho más sofisticados y los tiempos de carga aumentan.

Más funcionalidades

Brave se parece mucho a Chrome en muchas cosas, pero al final es como una copia mejorada, ya que todo lo que puedes hacer en Chrome, lo puedes hacer en Brave (excepto alguna cosa puntual) Además, Brave incluye diferentes funciones únicas en el mundo de los navegadores, como la posibilidad de generar un beneficio mientras lo usas. ¡Te pagan por usarlo! Lo vemos a continuación.

No solo ahorras dinero, si no que además ganas recompensas

El hecho que Brave tenga las funciones de capar la publicidad, hace que se gasten menos datos en el caso de usarlo en el móvil. No sabéis la de datos que se gastan por descargar los recursos publicitarios. Cuando por ejemplo estamos navegador por la web de nuestro periódico favorito, a veces se consume más descargando los 5 o 6 anuncios de turno que te salen en un artículo, que el propio artículo.

Pero no solo eso, Brave ha creado un sistema de recompensas para que todo este ahorro, se puede destinar a un uso mejor. En la configuración del navegador, hay un apartado destinado solo a RECOMPENSAS. En él, podemos elegir la frecuencia con la que el navegador pueda mostrarnos alguna notificación de publicidad. Puedes elegir por ejemplo que te muestre 5 notificaciones cada hora. Si nosotros hacemos click en esa notificación, automáticamente generaremos recompensas basadas en un token BAT (Basic Authentication Token). Estos Tokens se van acumulando en una billetera en el mismo navegador y se les puede dar varios usos:

  • Recompensar creadores de contenido. Por ejemplo, si nos gusta mucho un canal de Youtube, un Blog (como el que estás leyendo 🤗) o cualquiera que se haya dado de alta como creador, puedes ofrecerle unos cuantos tokens, de esta manera estarás aportando tu granito de arena). Además, no te habrá costado nada.
  • Pasarlos a otra criptomoneda como Bitcoin o Ethereum, de manera que habremos podido generar unos ingresos. Se estima que se pueden ganar unos 200€ solo con ver algunos pocos anuncios al día. Ya te he contado en muchos otros posts sobre la utilidad y la proyección que tienen las criptomonedas hoy en día.
Brave Tokens

Para terminar, quiero aclarar algo. Puede parecer un poco contradictorio, usar un navegador que se rige por la privacidad y el bloqueo de anuncios, pero que a la vez tengas que ver anuncios para darle utilidad. Pues esta es mi opinión al respecto:

Con Chrome u otros navegadores, consumimos mucha publicidad sin quererlo y estamos incluso a veces lucrando vete a saber quién. No tenemos el control de cómo y cuando queremos consumir esa publicidad. Además, la «ayuda» que le otorgamos a un blog o un canal de Youtube viendo la publicidad, es casi irrisoria comparado con el beneficio que se lleva la empresa proveedora.

Con Brave, no solo estamos eligiendo cómo y cuantos auncios ver, si no que además, todos ellos son de mucha más calidad (yo mismo he descubierto algunas webs interesantes gracias a estos anuncios), si no que además, podremos elegir dar una propina en el momento que queramos y con la cantidad que queramos a quien queramos. Vaya, un control TOTAL de lo que hacemos.

Conclusión

Después de varios meses usando Brave y de leer este artículo, ya sabes por qué no uso Google Chrome como navegador. Mi experiencia es fantástica, además de tomar consciencia de nuestra privacidad, mejoras el rendimiento y además ayudas selectivamente a quien te de la gana. Para mi, lo tiene todo.

Si te interesa probar este navegador tan genial y fantástico, puedes descargarlo en este enlace. Si lo haces así, estarás ayudando a contribuir con mi blog.

🤗 Cuéntame en redes si empiezas a usarlo o si tienes alguna duda sobre Brave y si este ha mejorado o cambiado tu forma de navegar en internet. A mi, tanto en el ordenador como en el móvil, ha cambiado por completo.

Deja un comentario

Tu email no será publicado. Los campos requeridos están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.