¡Hola chic@s! Si en la anterior entrada os explicaba que el minimalismo es un concepto que todos deberíamos aplicar en nuestras vidas, en este post os voy a hablar un poco de productividad.

Una de las primeras cosas que uno de mis mentores de profesión actual me dijo fue: divide y vencerás. Tal como lo habéis leído, simple y sencillo. En este mundo, estamos acostumbrados a tener demasiados problemas en la cabeza, a que la sociedad nos diga que debemos hacer cuantas más cosas a la vez mejor, a ser los reyes del multitasking, y en general, a tener demasiadas preocupaciones a la vez.

Quien dice preocupaciones, dice problemas, tareas objetivos que alcanzar. Y no os penséis que estoy hablando de objetivos del estilo fundar una empresa, tener 4 hijos o ahorrar para comprar un chalé. Keep calm.

Más adelante os explicaré en algún post cómo es el trabajo de un desarrollador de software, programador, picateclas o como le queráis llamar, pero hoy solo quiero coger un granito de arena de todo lo que me está enseñando esta profesión y exponéroslo.

El día a día de un desarrollador se caracteriza por inventar, resolver y construir algo que pueda dar valor a una necesidad. Eso es lo que hacemos durante todo el rato. Hay quienes inventan una máquina para agilizar una fábrica, nosotros inventamos software para agilizar muchos otros procesos y aumentar la productividad.

Y con el ejemplo de la máquina y la fábrica, ¿pensáis que para llegar a tener la máquina lista no se han tenido que resolver problemas, completar tareas y conseguir objetivos? ¡Vaya!, os acabáis de dar cuenta que casi todos los trabajos se basan en esto.

Pero os hablaré del mío. Imaginaos que tengo que crear una aplicación de carrito de la compra. No puedo pretender empezar con la lista del carro, ni siquiera debería pensar en el carro antes de pensar en cómo muestro, filtro y hago que el usuario tenga disponibles miles de productos a su disposición.
Por lo tanto, nos centramos en la lista de productos. Pero antes, debería pensar cómo mostramos un producto… ¿Voy a mostrar una imagen? ¿Voy a adjuntar una descripción? Creo que, antes de nada, debería pensar en ordenar las imágenes de los productos, escribir las descripciones y pensar en cómo los voy a ordenar. Para las imágenes, voy a tener que pensar en su formato… ¿todas cuadradas? ¿Combino formatos?

Bien, y así sucesivamente. Acabo de pasar de mi objetivo de crear una aplicación con carrito de la compra a pensar en qué formato tendrán las imágenes de los productos. Acabo de dividir sucesivamente un problema o tarea en subtareas, luego he cogido una de ellas y la he vuelto a dividir, y así hasta llegar a la minitarea más simple que puede tener un proyecto gigante.

 

 

Sin entrar en detalles de cómo programo yo una aplicación de este estilo, y cómo divido el código para que pueda tener trocitos que resuelven pequeñas necesidades, este concepto es aplicable a TODO en esta vida. Métete en la cabeza estas pautas y conseguirás buenos resultados en todo lo que te propongas o al menos irás por buen camino. Está demostrado que completar minitareas, dividir un problema e ir poco a poco, te ayudará a crear un producto más fiable, consistente y además aumenta tu productividad. Y quien dice producto, dice cualquier problema, necesidad, tarea, invento, rutina que quieras aplicar a tu vida.

 

Y recuerda, divide y vencerás.